La aceleración global del proceso de digitalización crea el contexto apropiado para acelerar la adopción de códigos de barras 2D, que otorgan múltiples beneficios a toda la cadena de abastecimiento.

Para brindar un mejor servicio a los consumidores digitales, la industria minorista está protagonizando uno de los mayores cambios desde la introducción del código de barras tradicional. Se trata de la adopción de códigos de barras 2D. Los mismos mejorarán notablemente las interacciones entre los consumidores, las marcas, los minoristas y el resto de la cadena. A nivel global, GS1 apoya a las compañías que buscan aprovechar los beneficios de estos códigos de tal forma de generar nuevas soluciones comerciales para hoy y para el futuro. A continuación, los especialistas de GS1 responden algunas de las dudas más frecuentes:

—¿Por qué evolucionar a códigos 2D ahora?

—Los códigos de barras tradicionales tienen una capacidad limitada para cumplir con los nuevos requisitos de los consumidores. En cambio, los códigos 2D (que incluyen a los código QR y Datamatrix, y que ya están apareciendo en el packaging de muchos productos, además los códigos de barras EAN/UPC) ofrecen más posibilidades.

Un código de barras con un GTIN GS1 en su interior puede servir para múltiples propósitos en forma simultánea. Es decir, un solo código puede permitir oportunidades ilimitadas. Puede proporcionar a los consumidores la información que necesitan, dando un impulso a toda la cadena de suministro global.

—¿Significa esto el fin del código de barras 1D EAN/UPC?

—Los códigos de barras 1D (códigos EAN/UPC) coexistirán con los 2D en la medida en que sigan existiendo usos prácticos para ellos. Todos los fabricantes y las marcas deben incluir, como mínimo, el Global Trade Item Number (conocido por la sigla GTIN) en cada código de barras que haya en un pack de un producto. Se busca trata de habilitar nuevas oportunidades.

—¿Todos los scanners podrán leer cualquier código de barras?

—Las proyecciones anticipan que más del 50% de los minoristas globales tendrán lectores compatibles con 2D el año próximo (2023). Los retailers de todo el mundo continúan actualizando a ritmo acelerado sus scanners fijos y portátiles para que sean compatibles con 2D. Y las cámaras de los smartphones pueden leer instantáneamente algunos códigos 2D.

(Puede continuar leyendo esta nota en la Edición Digital de Revista Punto de Venta N° 314).