Ya sea para el transporte, el uso comercial, los viajes o simplemente el uso cotidiano, las vans de Mercedes-Benz son el vehículo ideal, Esto es gracias a sus características: son compactas, maniobrables y versátiles. La historia de éxito de los vehículos comerciales comenzó hace 125 años con el estreno del “vehículo de reparto Benz”. Este modelo fue la primera van motorizada del mundo con motor de combustión interna. El “vehículo de reparto Benz” se mencionó por primera vez en un catálogo en mayo de 1896. El nuevo concepto de un “vehículo de motor patentado de diseño superior para el reparto de mercancías, con motor de 5 caballos de fuerza” generó rápidamente gran interés.

Sin embargo, no fueron los clientes de Alemania los más atraídos por este diseño pionero, sino que el primer ejemplar documentado fue entregado a los grandes almacenes parisinos “Du Bon Marché”.