La iniciativa Verified by GS1 permite a todos los socios de la cadena de abastecimiento verificar los productos y contar con datos fiables y seguros.

Por Claudia Geniz,  Gerente de Consumo Masivo de GS1 Argentina

Sin dudas, el último año implicó grandes cambios y aprendizajes para el mundo entero. Una de las tendencias que más impactó a nivel global fue la aceleración del comercio electrónico, que si bien ya venía creciendo a buen ritmo, tuvo un despegue inusitado.

Durante el año pasado, según datos de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE) las órdenes de compra de e-commerce en Argentina se incrementaron 84% en relación al año anterior, y se vendieron 251 millones de productos (72% más que en 2019).

Asimismo, se registraron más de 1,2 millones de nuevos compradores online, superando los 20 millones de compradores registrados. Seis de cada diez usuarios de comercio electrónico compran algún producto al menos una vez por mes. Y la mitad de los compradores post-pandemia ya son usuarios cotidianos o regulares.

A eso se suman otros indicadores alentadores: el 99% de los compradores declaran estar satisfechos, y el 67% de las empresas encuestadas creen que durante este año sus ventas virtuales crecerán aun más que el año pasado.

Esos datos motivan a distintos jugadores de la cadena de consumo masivo a apostar cada vez con mayor intensidad por el comercio electrónico.

(Puede continuar leyendo esta nota en la Edición Digital de Revista Punto de Venta N° 304).