El consumo masivo cayó 9,6% con respecto al mismo período de 2020, según datos de la consultora Scentia.

De acuerdo con el último relevamiento del consumo masivo local llevado a cabo por la consultora Scentia, en abril 2021 hubo una caída de ventas (en unidades) de 9,1%, en comparación con el mismo mes del año pasado. De esta manera, el acumulado anual suma una retracción de 9,6%.

“Es importante recordar que abril de 2020 había tenido un comportamiento positivo, de 4,1%, por lo cual era esperable una caída, aunque tal vez no tan acentuada”, dice el informe.

La performance de los diferentes canales fue altamente dispar. Mientras que los autoservicios sufrieron una caída de 18,6%, las cadenas de supermercados registraron un crecimiento de 4,2%. Esta diferencia puede explicarse en parte por las bases de comparación. En abril de 2020 los autoservicios habían crecido 8,2%, mientras que las cadenas habían registrado una baja de 1,2%.

“Asimismo, continúa ensanchándose la brecha de precios entre estos canales, que superó en marzo los 20 puntos”, comentan los especialistas de Scentia. Otra situación que puede afectar a los autoservicios es la restricción horaria, que en muchos casos comienza a las 19, aunque la constante evolución de las medidas sanitarias puede modificar esa situación. Los autoservicios sufrieron caídas en todas las canastas de productos, mientras que pos su parte, las cadenas de supermercados solo tuvieron bajas en dos rubros: Alimentación y Perecederos/Frío, de acuerdo con este relevamiento

 (Puede continuar leyendo esta nota en la Edición Digital de Revista Punto de Venta N° 303).