El desperdicio de comida es un desafío mundial. Se estima que el 40% de los alimentos que se producen en el mundo nunca se consumen. Esta cantidad serviría para alimentar a 3.000 millones de personas. El problema afecta a la industria avícola. El consumo interno de carne de pollo en Argentina alcanzó un récord histórico de 50kg por persona al año, igualando prácticamente al de la carne, según datos del sector. En el 2003, se consumían 18,4 kilos.

Con el objetivo de solucionar los desafíos críticos del envasado, Sealed Air presenta las soluciones de su marca Cryovac para aplicar a diferentes usos y productos de la industria avícola. Estas soluciones contribuyen a obtener una eficiencia operativa con procesos automatizados, mayor rentabilidad mediante la reducción de pérdidas, envases más seguros para una mayor inocuidad y además permiten una mejor experiencia del consumidor y una reducción del impacto ambiental.

Los procesos de automatización para envasado de pollo con bolsas permiten ajustar la operación para tornarla más productiva y con un uso más eficiente de los recursos disponibles.

Los cargadores automáticos Cryovac BL 120 permiten automatizar la carga del producto, reduciendo su manipulación en la línea de envasado. Además, operan con un rango amplio de bolsas de tamaño y permeabilidad de acuerdo a las necesidades del producto.