La seguridad alimentaria ha ascendido rápidamente en la lista de prioridades de los consumidores, y ahora más de dos tercios de las personas la consideran un problema importante para la sociedad, según consigna una investigación mundial realizada por Ipsos y Tetra Pak. Los consumidores creen que mejorar la seguridad alimentaria no es solo responsabilidad de los fabricantes, sino que debe ser su primera prioridad.

Al mismo tiempo, la preocupación por el medioambiente sigue siendo sorprendentemente poderosa, ya que más de dos tercios de los consumidores creen que se deben cambiar los hábitos rápidamente para mitigar un mayor impacto ambiental. En este contexto, el envase sostenible sigue siendo clave y más de la mitad de los encuestados lo califica como una de las principales expectativas.

Según Tetra Pak, empresa de procesamiento y envasado de alimentos, el envase del futuro debe cumplir algunos criterios clave bajo un enfoque de cadena de valor completo. Ellos son: utilizar materiales renovables o reciclados para no agotar los recursos naturales, y obtenerlos de manera responsable, preservando la biodiversidad y la naturaleza.