Durante el año pasado, la pandemia aceleró, a partir de la cuarentena, la tendencia a la virtualización, lo que dio un fuerte impulso al comercio electrónico. Los pronósticos de los especialistas para el 2021 son igualmente alentadores.

Tras un 2020 excepcional (las ventas por Internet crecieron en Argentina 79%, en unidades, versus el año anterior), se pronostica otro período exitoso. Según el estudio anual que realiza la Cámara Argentina de Comercio Electrónico, durante 2020, las órdenes de compra  en Argentina se incrementaron 52% en relación al año anterior, y se vendieron 251 millones de productos. Esos datos deberían ser motivación suficiente para apostar con fuerza al e-commerce. Pero también hay otros indicadores alentadores: el 99% de los compradores declaran estar satisfechos, y el 67% de las empresas encuestadas creen que durante este año sus ventas virtuales crecerán aún más que el año pasado.

Por mencionar algunas categorías, las ventas de shampoos y acondicionadores saltaron al séptimo lugar en el ranking de facturación (en 2019, estaban en el puesto número 15). A su vez, la cosmética y perfumería creció 121% (también en pesos), versus una inflación de 36,1%. El año pasado, de cada diez personas que concretaron operaciones, seis compraron productos al menos una vez por mes. El 41% operó a través de un marketplace de e-commerce, versus 32% en 2019.

En definitiva, los datos indican que el año pasado la pandemia aceleró el comercio electrónico y potenció la venta online de marcas, comercios y PyMEs. Según el último informe de Mercado Ads, la plataforma publicitaria de Mercado Libre, en 2020 se sumaron en Argentina más de 2 millones de nuevos compradores a la plataforma. El estudio indica que “el potencial del comercio electrónico y su aceleración fueron inevitables durante el año pasado. El aislamiento social obligó a los argentinos a transformar su modo de comprar y vender, modificando las formas de consumo”.

Hoy, afirman, los usuarios están más conectados, con un aumento en el tiempo de navegación del 17%; más interesados, porque la cantidad de búsquedas aumentó 39%; y más decididos, con un incremento en las órdenes de compra del 29%.

(Puede continuar leyendo esta nota en la Edición Digital de Revista Punto de Venta N° 302).