Pérdida y desperdicio de alimentos en supermercados y autoservicios GS1 Argentina formó parte de un equipo de trabajo que buscó identificar las mermas y pérdidas de alimentos en los supermercados y autoservicios del país. El objetivo del informe fue generar información confiable que permita actuar colaborativamente para contribuir a reducir la magnitud de este problema. En el marco de trabajo colaborativo para el estudio “Pérdidas y desperdicio de alimentos”, GS1 Argentina participó en la generación de información estandarizada a través de la identificación de mermas y pérdidas en supermercados y autoservicios. Su tarea de cuantificación -en cantidades y valores monetarios- permitió evidenciar el efecto que tiene el último eslabón de la cadena comercial en la búsqueda de un sistema alimentario sostenible para toda la sociedad. El equipo de trabajo conformado por el Consumer Goods Forum, GS1 Argentina y la firma de consultoría We Team Ltda, ha realizado un informe como resultado del proyecto “Pérdidas y desperdicio de alimentos, piloto LATAM Argentina”. La iniciativa se realizó en el marco del Plan Nacional de Reducción de Pérdidas y Desperdicio de Alimentos, con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo, la FAO y el Ministerio de Agricultura Ganadería y Pesca de nuestro país. El tema del desperdicio de alimentos es una preocupación de carácter global que afecta directamente la sostenibilidad ambiental, el bienestar social y los resultados económicos generales. Una gran parte de los alimentos producidos en el mundo no llega a la mesa de los consumidores, y eso se traduce en el hambre de millones de personas y en una responsabilidad que atañe a autoridades, productores y retailers. En el Día Internacional de Concienciación sobre la Pérdida de Alimentos y Residuos, Wai-Chan Chan, Director Gerente de CGF, declaró: “Sin los números y el conocimiento para entender cuánto se pierde de alimentos entre productores, minoristas y consumidores, nuestros esfuerzos para abordar el problema serán infructuosos”. El proyecto del piloto llevado a cabo en Argentina tuvo como objetivo hacer una medición nacional de las pérdidas y el desperdicio de alimentos producidos en el último eslabón de la cadena comercial, para focalizar qué acciones encarar en el retail, y para profundizar el diálogo con las autoridades para el marco normativo, dentro de un ámbito colaborativo de todos los actores involucrados. En representación del Plan Nacional de Reducción de Pérdidas y Desperdicio de Alimentos, de la Secretaría de Alimentos Bioeconomía y Desarrollo Regional, del Ministerio de Agricultura Ganadería y Pesca, la especialista Natalia E. Basso realizó algunas consideraciones. En la introducción al reporte, explicó: “Este primer informe sobre desperdicio de alimentos en supermercados y autoservicios de Argentina constituye un importante hito a partir del cual se espera fortalecer el trabajo conjunto con este sector”. (Puede continuar leyendo esta nota en la Edición Digital de Revista Punto de Venta N° 301).