Con el objetivo de incrementar su capacidad de exportación, la compañía liderada por Alfredo Coto presentó sus nuevas y modernas instalaciones en una de las ciudades más importantes del país.

En el año de su 50° aniversario, Coto C.I.C.S.A. llevo a cabo el evento de reinauguración de su frigorífico ubicado en la ciudad santafesina de Rosario. El encuentro contó con la presencia del Gobernador de la provincia de Santa Fe, Omar Perotti, y el Intendente local, Pablo Javkin, quienes participaron en el corte de cinta inaugural, y tuvieron la oportunidad de recorrer las modernas instalaciones.

“Reinaugurar este gran proyecto en el año en que cumplimos medio siglo de historia, y en una ciudad referente como es Rosario, me llena de orgullo”, expresó durante su discurso Alfredo Coto, Presidente de la compañía. “La ampliación y modernización de este frigorífico evidencia nuestro compromiso con el país y su desarrollo, pero también demuestra que somos una compañía que cree, proyecta, crece, y por sobre todo, mira al mundo para darle lo mejor que nuestra industria y nuestro suelo pueden ofrecer”, añadió.

El proyecto comenzó en el año 2018, cuando la compañía adquirió un frigorífico local con el objetivo de potenciar sus exportaciones ganaderas a mercados de Europa y Asia. A partir de allí, Coto C.I.C.S.A. invirtió más de 25 millones de dólares para ampliar y modernizar las instalaciones, con la aplicación de las últimas tecnologías existentes, detrás de un claro objetivo: desarrollar nuevos mercados de exportación.

Cabe destacar que estas inversiones en la nueva planta han permitido, además, mantener y potenciar sus 600 puestos de trabajo, que se suman a los más de 2.000 colaboradores con los que cuenta en total la compañía.

El establecimiento tiene 59.000 metros cuadrados de superficie. Produce 385.000 kilos diarios de carne congelada y faena 1.200 animales por turno (contra 300 que se procesaban anteriormente). Cuenta con tecnología de punta que permite congelar la carne a 35 grados bajo cero -la temperatura que requiere la comercialización en el mercado asiático- en 48 horas.