El crecimiento de la demanda digital llevó a La Anónima a redefinir su modelo comercial y sus planes de expansión. “Nuestra meta sigue estando puesta en ser el supermercado emblemático de las ciudades pequeñas y medianas de todo el interior del país y no nos vamos a correr de este modelo”, explicó Federico Braun, Presidente del Directorio de la cadena de origen patagónico. “Estamos redefiniendo la propuesta para cada plaza. Antes íbamos con tres cuatro o sucursales por ciudad. Ahora, estamos buscando ubicaciones que nos permitan trabajar con un propuesta que combine venta física con el canal online y la propuesta click & collect”. La Anónima inició en plena pandemia la venta online de alimentos, y los resultados superaron sus expectativas.