Una mirada a los diferentes desafíos que afrontan las organizaciones

Los cambios que la pandemia provocó este año en el ámbito del consumo masivo, obligaron a replantear varios aspectos de la gestión, entre los que se encuentra el liderazgo y la conducción de los equipos de trabajo.

Los paradigmas tradicionales se mostraron ineficaces para dar respuestas a este nuevo entorno, y la necesidad impuso nuevos hábitos que, en algunos casos, llegaron para quedarse.

A fin de reflexionar sobre estas cuestiones que están modificando el mundo de los negocios, Bayton Marketing Outlimited (BMO) llevó a cabo su último seminario virtual del año. El mismo contó con el auspicio de la Cámara Argentina del Punto de Venta y Shop! POPAI Argentina, y el apoyo de Revista Punto de Venta, entre otros medios. Se trató de una actividad gratuita, con cupos limitados, en la que participaron ejecutivos de distintas compañías.

Fernando Marchiano, Gerente de Negocios de BMO, tuvo a su cargo la coordinación del encuentro. Durante las palabras de apertura, señaló que “con este webinar, concluye el ciclo de encuentros sobre retail que llevamos a cabo a lo largo de este año tan distinto y complejo, para analizar, entre todos los cambios que irrumpieron en el ámbito del consumo masivo, y anticipar las tendencias que afectarán al mundo de la comercialización”. Tras su introducción, Marchiano presentó al primer orador: Diego Sturla, Gerente de Trade Marketing de Laboratorios Andrómaco. Su tema fue Liderazgo y motivación en campo.

“Tengo a mi cargo un equipo de casi 20 personas acostumbradas a trabajar en la calle, en el campo. Además, hay otras que hacen trabajo netamente de oficina, y también tenemos un grupo mixto, que se desempeñan en los dos ámbitos. Y de pronto, todos pasamos

a operar desde los hogares”, explicó Sturla. Eso implicó un desafío fuera de la común, que requirió todo un aprendizaje. En función de esa experiencia, el disertante elaboró una lista de cuatro puntos fundamentales para poder sobrellevar ese tipo de situaciones inusuales:

1) Planificación. A principios de marzo, cuando ya todos hablaban del coronavirus, existía una experiencia previa: la epidemia de Gripe A de 2018, que motivó una breve interrupción de las clases en las escuelas.

(Puede continuar leyendo esta nota en la Edición Digital de Revista Punto de Venta N° 297).