Inicio Destacados Una empresa argentina que invierte en el país

Una empresa argentina que invierte en el país

Compartir

Con el objetivo de fomentar su capacidad exportadora, la empresa liderada por Alfredo Coto equipará con la más moderna tecnología a la planta frigorífica que posee en la ciudad de Rosario.

Coto C.I.C.S.A. confirmó que invertirá 25 millones de dólares en la planta frigorífica ex Fricop de Rosario. Con el objetivo de potenciar su presencia en Shanghai, Alemania, Chile y Dubai, la compañía modernizará las instalaciones del frigorífico mencionado, a fin de incrementar la faena de 15.000 a 20.000 cabezas. El proceso durará unos ocho meses, y su objetivo será contar con la más moderna tecnología, para competir tanto en los mercados de alta excelencia como en el mercado interno chino.

El anuncio fue realizado por el Presidente de la compañía, Alfredo Coto, luego de una recorrida por la planta frigorífica. De esta manera, Coto C.I.C.S.A. sigue consolidando su posicionamiento como uno de los faenadores y exportadores más importantes de carnes, pollos y cueros de la Argentina, siempre con el sello de calidad que lo caracteriza. Habilitada para exportar a todos los destinos, con excepción de Estados Unidos, Fricop fue adquirida por Coto en el año 2018, sumándose a Famaba, la planta de última generación que la compañía tiene en La Matanza.

Esta adquisición significa no sólo un incremento de la participación de Coto en la faena vacuna argentina sino también la continuidad de las cerca de 600 fuentes de trabajo con las que cuenta la planta y que se suman a los más de 19.000 empleados que trabajan en la empresa de retail.

Desde 1998, Coto participa en la exportación de carne, alcanzando un renombre internacional y siendo parte de la distribución de la cuota Hilton 2018/19.

Actualmente, la compañía tiene una de las faenas más grandes de Argentina, exportando sus productos a la Unión Europea, China, Chile, Rusia, Brasil, Hong Kong, Emiratos y países africanos, entre otros destinos.

«Contamos también con un frigorífico de pollos de última generación, equipado con tecnología holandesa, en Esteban Echeverría, habilitado para exportar», añadió Alfredo Coto. «Procesa hasta 6.000 pollos por hora. El 30% es para el consumo interno, y el resto lo exportaremos».

Asimismo, afirmó: «Hace rato que venimos invirtiendo fuerte en Rosario. Y hoy hay mucho para hacer. El empresario argentino tiene que entender que lo agroindustrial es nuestro perfil diferencial a la hora de exportar».

 

(Puede continuar leyendo esta nota en la edición impresa de Revista Punto de Venta N° 284).