Inicio Destacados Importancia de la trazabilidad

Importancia de la trazabilidad

La pandemia del Covid-19 acentúa la importancia de contar con sistemas eficaces de trazabilidad. En ese sentido, GS1 Argentina ofrece varias herramientas aptas para intensificar y profundizar los sistemas de control.

Por Alejandro Rodríguez, Gerente General de GS1 Argentina

Hoy el mundo está combatiendo el impacto de la irrupción del Covid-19. Impacto que está concientizando sobre la importancia de la estandarización y la trazabilidad para poder hacer un seguimiento efectivo de los casos detectados y de cualquier insumo o dispositivo médico utilizado en los protocolos de salud.

La identificación de quienes viajaron desde el exterior hacia nuestro país, ya sea residentes o turistas, fue esencial a la hora de detectar los primeros casos, porque permitió conocer si los mismos fueron importados o contagiados por proximidad con un infectado. En tal sentido, se trabajó minuto a minuto desde el primer día, requiriendo declaraciones juradas, poniendo a disposición servicios como el del SAME determinando aislamientos o informando desde todos los medios de comunicación existentes qué medidas y cuidados debe tener cada ciudadano de cualquier lugar del país.

Hoy que la pandemia avanza, los controles se ajustan y no pueden resultar pocos, sobre todo cuando se conoce lo que sucede en aquellos puntos del globo donde se actuó tarde. El movimiento de las personas y sus círculos de contacto debe ser cada vez más minucioso, y también la trazabilidad del material utilizado por el sector de la salud y por el de seguridad que trabaja en las calles.

La trazabilidad de medicamentos y material de uso sanitario está basada en la identificación de cada unidad, y también en la de las ubicaciones dentro de las plantas de producción. Para ello, el camino más seguro es el de la utilización de sistemas estándares que permitan seguridad en los datos informados, así como también en la administración del stock existente, indispensable para un rápido suministro.

 

(Puede continuar leyendo esta nota en la Edición Digital de Revista Punto de Venta N° 290).