Inicio Notas de Tapa El consumidor del futuro

El consumidor del futuro

Compartir

En un entorno cambiante, ¿es posible clarificar cuáles son las tendencias estructurales que modificarán definitivamente los hábitos de consumo? Un informe de la consultora Nielsen plantea esos interrogantes y propone algunas respuestas.

El mundo avanza a pasos acelerados. La composición demográfica de los distintos países (incluyendo a la Argentina) se modifica y evoluciona, al igual que los hábitos de consumo. La globalización cambia varios hábitos cotidianos de los consumidores. Pero las particularidades de cada economía local también tienen una gran incidencia en estos procesos.

¿Cómo será el consumidor del futuro? Eso nos lleva a otra pregunta: ¿es posible identificar cuáles de los cambios que están teniendo lugar son simplemente coyunturales, y cuáles resultan estructurales? Un informe de la consultora Nielsen, titulado La prosperidad cambiante del consumidor, busca dar respuesta a estas preguntas.

Una tendencia que llegó para quedarse, es la búsqueda de una mayor comodidad. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el estrés es la epidemia de salud del Siglo XXI, y muchos organismos han realizado un seguimiento del aumento constante de enfermedades relacionadas a la ansiedad alrededor del mundo. Los consumidores se están sintiendo más presionados que nunca y cada vez se esfuerzan más por encontrar soluciones convenientes que los ayuden a simplificar sus vidas ocupadas.

La consultora Nielsen examina las necesidades cambiantes de los consumidores enfocándose específicamente en los factores que impulsan el aumento en la necesidad de practicidad. De esta manera, proporciona datos, indicadores y soluciones clave a las empresas globales de bienes de consumo masivo con el fin de que se adentren, con éxito, en la oferta de productos y servicios que resuelvan esta necesidad. Los consumidores de todo el mundo buscan simplicidad y ahorro de tiempo.

Cuando se habla de productos de consumo masivo, lo conveniente no solo lo buscan en formatos como tiendas, productos o empaques. La conveniencia va más allá de proporcionar las últimas tecnologías o nuevas estrategias de marketing. Se trata de cómo hacer que cada encuentro o interacción con el consumidor ayude a satisfacer esta creciente demanda de eficiencia.

Se están incorporando velozmente al mercado soluciones nuevas, innovadoras e integradas que permiten abordar múltiples desafíos de los consumidores, una demanda creciente que representa innumerables oportunidades para fabricantes y minoristas.

(Puede continuar leyendo esta nota en la edición impresa de Revista Punto de Venta N° 282).