Inicio Notas de Tapa Consumo masivo: balance y perspectivas

Consumo masivo: balance y perspectivas

Pretender anticipar la evolución de la economía durante este año no es una tarea sencilla, dadas las múltiples variables que intervienen. Un informe de Nielsen busca arrojar luz al respecto considerando distintos factores.

Si bien al cierre de esta edición no se contaba todavía con los datos definitivos del 2019, la tendencia es clara y el balance final del año no deparará  ninguna sorpresa. En noviembre, el consumo cayó 4,4% comparado con el mismo mes del año pasado, según el análisis de Nielsen Scantrack, que abarca una canasta de 70 categorías que se venden en el canal supermercadista. Con este retroceso se revierte la tendencia a la desaceleración registrada en octubre (-1,2%) e iniciada en septiembre (-2,6%). Y como se esperaba, en noviembre se diluyó el impacto de las medidas tomadas por el gobierno encabezado por Mauricio Macri tras las PASO.

Concretamente, el congelamiento de algunas tarifas y la eliminación del IVA en productos de la canasta básica contribuyeron a atemperar la disminución en el consumo masivo. Muchos fueron los analistas que atribuyeron ese fenómeno a que los consumidores salieron a comprar para acumular stock ante la incertidumbre que planteaba la Argentina en el plano político, con las elecciones por delante.

 

Desglose regional

En cuanto al análisis por regiones geográficas, vuelve a observarse una caída más pronunciada en la zona conformada por la Ciudad de Buenos Aires y el GBA. El retroceso del consumo fue del 6,6%, superior incluso al 4,4 que tuvo lugar a nivel país y tres veces superior al registrado en octubre pasado: 2%.

En el Interior, por su parte, cayó 3,3 % (la mitad de lo relevado en la zona metropolitana). Sin embargo, el retroceso es impactante al compararlo con lo sucedido en octubre, cuando la caída había sido de apenas 0,3%.

Contrariamente a lo sucedido en octubre, donde Almacén, Cosmética y Tocador y Limpieza habían mostrado índices positivos (3,2%, 0,7% y 0,6% respectivamente), en noviembre todas las familias de productos medidos por Nielsen tuvieron registros de consumo negativos.

La baja más pronunciada, como se viene dando en esta prolongada  crisis de consumo, se dio en Frescos, Lácteos y Congelados: -7,6%. Muy cerca, en segundo lugar, se ubicó Limpieza, con una caída del 6,5%.

(Puede continuar leyendo esta nota en la edición impresa de Revista Punto de Venta N° 288).