Inicio Destacados Confiabilidad en equipamiento intralogístico

Confiabilidad en equipamiento intralogístico

Compartir

Unirrol ofrece la más amplia gama de productos para operaciones de depósitos y centros de distribución, junto con un asesoramiento integral, un completo servicio de postventa y la posibilidad de adaptar los equipos a necesidades puntuales.

“Somos una empresa experta en intralogística”. Así define a Unirrol su Gerente General, María José Michelotti, tercera generación de una familia que opera en el rubro desde 1954. “Nos focalizamos en todas las operaciones puertas adentro, desde la línea de producción hasta que los productos terminados son cargados en los camiones. Y luego, en todas las operaciones de descarga y almacenamiento”, explica.

Unirrol comenzó a funcionar en el año 2001, aunque sus fundadores acumulaban ya décadas de experiencia en el desarrollo de cintas transportadoras y montacargas fijos. En noviembre del año pasado, la compañía renovó su imagen institucional y se reestructuró en cuatro unidades de negocios. “Ofrecemos venta, alquileres, venta y consultoría en logística” comenta Michelotti, quien ingresó a la empresa en el año 2004. “Nuestros vendedores son asesores técnicos y comerciales. Van a visitar a los depósitos de los clientes, analizan su layout y hacen un planteo integral de sus necesidades en todo lo vinculado con el movimiento de cargas. Y luego les ofrecemos los productos que necesitan”, añade.

–¿Qué productos ofrecen actualmente?

–Fabricamos montacargas fijos y cintas transportadoras con la tradicional marca Michelotti, muy valorada en el mercado. También hacemos escaleras, carretillas y otros productos con la marca Unirrol. Y tenemos varias representaciones exclusivas de empresas extranjeras (ver recuadro).

En un mercado tan competitivo, ¿cuáles son sus ventajas diferenciales?

-El hecho de tener una fábrica nos permite adaptar máquinas según las necesidades específicas de cada cliente. Brindamos un grado de customización que quienes sólo operan como importadores no están en condiciones de ofrecer. Cuando un cliente no consigue exactamente lo que quiere, podemos importar el equipo que más se acerque a su necesidad y modificarlo a pedido.

Por otra parte, si bien hay mucha competencia en los distintos rubros, no existen proveedores capaces de brindar todas la soluciones globales de almacenamiento que ofrecemos nosotros. A veces hay empresas que compran racks, por ejemplo, sin un criterio integral, y luego se dan cuenta de que los pasillos son tan angostos que los equipos no pueden operar. O tienen que romper un portón porque la máquina que llega a los 12 metros de altura no pasa por la puerta. Nosotros siempre analizamos cada necesidad con una visión integral.

Nuestra mayor demanda proviene de los centros de distribución, que requieren una gran variedad de productos. Necesitan soluciones de almacenamiento, docks de carga, zorras eléctricas y apiladores que operen en pasillos angostos y a mucha altura.

(Puede continuar leyendo esta nota en la edición impresa de Revista Punto de Venta N° 280).