Inicio Notas de Tapa Alimentación saludable: una tendencia que crece

Alimentación saludable: una tendencia que crece

Compartir
Alimentación saludable: una tendencia que crece

Alimentación saludable: una tendencia que crece

 Conocer las opiniones de los consumidores argentinos en torno a la alimentación es fundamental para toda empresa que busque satisfacer sus demandas. Un estudio realizado para la Fundación UADE por la consultora Voices! aporta varios datos reveladores de utilidad para la gestión.

Aún en contextos recesivos, donde el precio de los alimentos cobra una importancia considerable como variable para la toma de decisión, existen tendencias cuyo impacto debe ser tenido en cuenta por supermercadistas y proveedores para poder brindar respuestas eficaces.

En ese sentido, la Fundación UADE y la consultora Voices! realizaron un estudio de opinión pública a nivel nacional explorando las percepciones de la población en torno a los hábitos saludables relacionados particularmente con la alimentación.

El objetivo del estudio fue entender cómo los argentinos evalúan el propio estado de salud general, asociando seguidamente estas percepciones con una serie de hábitos relacionados con la ingesta alimentaria. También se indagaron opiniones vinculadas con la salubridad y aporte nutricional de distintos tipos de alimentos que forman parte de la dieta general de la población. Se hizo hincapié finalmente sobre las fuentes informativas mejor y peor consideradas en materia de alimentación, así como el impacto sobre los hábitos de alimentación sana que conlleva hoy el abrumador caudal informativo que existe acerca de este tema.

Hábitos más comunes

-Casi 8 de cada 10 argentinos consideran que tienen «muy» o «bastante» buen estado de salud (76%). Otros 2 de cada 10 manifiestan un «regular» estado de salud (19%), mientras que un 5% declara tener «mala o muy mala salud».

-En lo que se refiere a los hábitos vinculados a qué ingerir, existe notable consenso, pues los argentinos privilegian ante todo las sensaciones de goce y/o disfrute, asignando mayor importancia al «sabor» cuando eligen algo para comer (87% coincidió en que es esto lo que en definitiva más importa).

-En segundo orden se alude a que es importante «comer sano y nutritivo» (75% lo destaca). «Comer sano» es más relevante entre las mujeres (78% versus 73% entre los hombres) y se acentúa significativamente con la edad (65% entre los más jóvenes versus 89% entre los de mayor edad), y el nivel socioeconómico, pasando del 76% de importancia asignada en sectores bajos al 92% en clases altas. También prevalece esta idea en mayor medida en la Ciudad de Buenos Aires (81% versus 71% en el Gran Buenos Aires y 76% en el Interior del país).

 

(Puede continuar leyendo esta nota en la edición impresa de Revista Punto de Venta N° 273).